tipos de puertas y consejos para elegir una puerta

Cómo elegir una puerta

Las puertas son los elementos que permiten cerrar lugares de paso en una vivienda.

La altura de la puerta puede variar, aunque normalmente suelen ser de una altura de entre 2 m o 2,1 m. Permitiendo así el paso cómodo de personas y muebles.

Dependiendo así del uso de los recintos relacionados. Por ejemplo, en accesos principales de una casa debe ser no menor a 85 cm libres, y puede variar en dormitorios que puede ser de 75 cm y en baños de 70 cm.

– Tipos de puerta:

En un hogar podemos distinguir básicamente entre dos tipos de puerta según su funcionalidad: puertas de entrada y puertas interiores.

Las puertas interiores tienen funciones mucho más diversas como por ejemplo dar intimidad, dejar pasar o no la luz, separar ambientes, facilitar la climatización de las diferentes salas, etc.

                – Puertas correderas o corrediza: Con movimiento paralelo, puede ser aérea cuando el riel cuelga del techo o estructura, volada cuando se mueve con rieles de proyección o de piso cuando va sobre una guía o riel. Generalmente se emplean como ventanales vidriados para comunicar.

                – Puerta de paso con marco y bisagras: Puertas de abatir con marco y bisagra

Son las más comunes. Giran en torno a un eje vertical por medio de

bisagras o de un quicio y “barren” un área que debe estar despejada

para poder abrirse. Es importante tener en cuenta el lado hacia el

cual deben abrir por efectos de comodidad y seguridad.

                -Puertas sin marco o puerta enrasada con la pared: Utilizando el sistema que SENSEM ha desarrollado permiten tener una puerta de interior de moderna y de diseño. Giran en torno a un eje vertical,  del mismo modo que las anteriores, aunque la diferencia radica en que tienen un sistema de bisagras invisibles, lo que proporciona la elegancia que tu vivienda necesita.

– Cosas a tener en cuenta:

1.- anota las medidas de: (ver figura 1)

1.- El Ancho del hueco de premarco a premarco

2.- Alto del hueco

3.- Grosor del tabique

2.- Fíjate en el sentido de apertura de la puerta, y apunta si es:  (ver figura 2)

  1. Apertura a izquierda a empujar
  2. Apertura a derecha a empujar
  3. Apertura a izquierda a tirar
  4. Apertura a derecha a tirar

3.- Asegúrate de que la verticalidad y horizontalidad del hueco. Comprueba si está bien escuadrado midiendo sus dos diagonales ya que ambas deben de medir lo mismo. (ver figura 3)

 

Comentarios

Blog de SENSEM  -   Tel. 678 460 934  -   Fax. 962 812 528  -   info@sensem.es